¿Soy una madre paleolítica?

Leo en un artículo de El País que la dieta paleolítica ha reconquistado la tierra.

Al parecer existe un estilo de “vida paleolítica” que se fundamenta en imitar todas las prácticas que realizaban los hombres de esta época, que son, según el artículo:

  • Dieta paleolítica: No toman leche, legumbres ni cereales. Su alimentación se basa fundamentalmente en frutas, verduras, carne y pescado.
  • Paleotraining:  Correr, trepar, saltar, lanzar, reptar, etc.
  • Sueño paleo: Acostarse pronto, completamente a oscuras y levantarse con el amanecer.
  • Maternidad paleo: Practicar el colecho y no usar el carrito.
  • Contacto con la naturaleza: Tomar regularmente el sol para aumentar los niveles de vitamina D y estar en contacto con la suciedad para inmunizarse.

Leyendo este listado, evidentemente no soy una madre paleo, porque no sigo el “paquete completo”:

  • Ademas de fruta/verdura y carne/pescado, tomo lácteos y mi dieta está basada principalmente en los hidratos de carbono.
  • No practico ejercicio, aunque estoy de acuerdo en que seguramente el paleotraining sea lo más sano para nosotros. Es lo que hacen los niños si les dejamos libertad de elegir ¿no?
  • Lo mío es justo el sueño anti-paleo: me acuesto tarde, no me gusta la oscuridad total y levantarme con el amanecer me sienta fatal.
  • Sí que practico el colecho, uso el carrito o el portabebés según me convenga y he amamantado durante varios años (apuesto a que las madres paleo lo hacen pero el del artículo no se ha enterado).
  • Vivimos en el campo y mis hijos suelen correr salvajes por él, y sí, cubiertos de bastante “suciedad” la mayor parte del tiempo (tierra y churretes de fruta sobre todo). Y sí que creo que esto les ayuda a fortalecer su sistema inmune. Pero vamos, que esto no se lo han inventado los paleo, lo dicen también las investigaciones que indican que mantener una excesiva limpieza en el hogar no es muy bueno para la lucha natural del cuerpo con los gérmenes.

No sé cómo será de estricto el “examen” pero me temo que la dieta y el ejercicio suman muchos puntos, así que seguramente no me he ganado el título de “madre paleo”, que oye, me da un poco de pena porque yo cito mucho a las mujeres de las cavernas cuando hablo de maternidad. Y esa etiqueta me gusta infinitamente más que aquello de madres vaca :P

Ya en serio, creo que si retomáramos algunas de las costumbres de los hombres y mujeres primitivos en relación por ejemplo a la salud y la maternidad, nos iría un poco mejor en la vida. Pero respecto a la alimentación yo me quedo con una época posterior a la que imita esta filosofía, que sería cuando ya existía la agricultura y la ganadería.

Y digo retomar “algunas” costumbres porque ya sabéis que soy una madre TIC (¡hay que ver cuántas etiquetas tengo jaja!) y aunque podría prescindir de la tecnología (sí, podría, aunque no lo creáis) la verdad es que no quiero hacerlo, porque creo que nos aporta muchas ventajas, y además, una cosa no está reñida con la otra.

¿Qué podría mejorar en mi estilo de vida? Pues hacer un poco de ejercicio, lo tengo claro. Por lo demás estoy bastante contenta con el equilibrio que mantengo en relación a la maternidad, la salud y las nuevas tecnologías ;)

¿Cuánto tenéis vosotras de madres? ¿Y de padres paleo?

 

IMAGEN: Tpsdave en Pixabay.com

 

Este post tiene 2 comentarios

  1. Inma says: Responder

    Yo tampoco soy madre paleo, recuerdo una entrevista en Para todos la dos de un escritor que había escrito sobre esta dieta, ¡vaya que era convincente! Pero uff…¡con lo rico que esta el pan recien hecho o un buen queso curado! Lo demás creo que si va conmigo, pero me pasa como a ti, cero deporte, no encuentro mi momento olímpico ;)

    1. Delia says: Responder

      Vamos, que somos paleo de pacotilla ¡jaja! Gracias por pasarte y comentar guapa :)

LOS COMENTARIOS DAN VIDA A UN BLOG, PARTICIPA CON EL TUYO

Deja un comentario